Política acerca de los visitantes

Valley Children’s se ha comprometido a mantener a sus pacientes, a las familias y a los profesionales de la salud, lo más seguros posible y lejos del contagio de virus respiratorios, entre ellos, el nuevo coronavirus (COVID-19). Para mantener a nuestros pacientes, a sus familias y a los profesionales de la salud, lo más seguros posible y lejos del contagio de virus respiratorios, hemos tomado medidas adicionales para evaluar el estado de salud de las personas que nos visitan.

Por ahora, se limitarán los visitantes a solamente uno de los padres, un tutor o un cuidador directo del paciente. No se le permitirá la entrada a otros visitantes ni a proveedores no indispensables. Por favor, tengan en cuenta que debe hacer arreglos necesarios para los hermanitos y otros visitantes que no cumplan con las directrices anteriores. 

En todas las entradas, se les hace preguntas a los pacientes y visitantes acerca de su estado de salud actual y de sus últimos viajes. A partir del día 17 de abril de 2020, Valley Children’s solicita que todos los visitantes lleven puesta una mascarilla mientras estén en cualquier sitio del hospital, con la única excepción de los visitantes que se encuentran en la habitación del paciente. Los visitantes que entren a Valley Children’s Hospital, pueden usar sus propias mascarillas. Si no tiene su propia mascarilla, se le entregará una mascarilla desechable.

 

 

Además, en el intento de mantener a todos lo más seguros posible, el Departamento de Urgencias ha modificado sus procedimientos. Por ahora, se limitarán los visitantes a solamente uno de los padres, un tutor o un cuidador directo del paciente. No se le permitirá la entrada a otros visitantes o proveedores no indispensables.

¿Por qué solo le permiten entrar a uno de los padres o representante legal con mi hijo?   

Es importante no solo disminuir el número de personas que entran al hospital, sino que también aquellas que entran y salen de las habitaciones de nuestra Sala de Urgencias. Por ahora, solo un representante legal puede acompañar al niño durante toda la consulta.  Es decir, los familiares no pueden rotar ni estar saliendo y entrando de las habitaciones de los pacientes.  

¿Por qué hay salas de espera separadas? 

Separamos a los pacientes y a sus familias que tienen problemas respiratorios (como por ejemplo tos, goteo nasal, fiebre o estornudos) de aquellos que no muestran ninguno de estos síntomas para evitar la propagación de infecciones respiratorias.