Preguntas frecuentes acerca de las vacunas contra la  enfermedad COVID-19

Entendemos que usted tiene muchas preguntas acerca de las vacunas contra la COVID-19. Valley Children’s ha creado esta lista de preguntas frecuentes como un medio para mantenerlo informado y contestarle sus preguntas acerca de este tema de rápida evolución.

Actualmente, Valley Children’s Hospital es uno de los centros de vacunación a través del sistema MyTurn. Se recomienda (pero no es obligatorio) hacer una cita en la página de Internet: MyTurn.ca.gov.  Allí encontrará las fechas en que ofrecemos la vacuna.

 

Sí, las tres vacunas son seguras y eficaces. La única contraindicación a la vacuna es una reacción alérgica grave conocida a uno de los componentes de la vacuna. Existe un aumento de la incidencia de eventos adversos infrecuentes como trombosis, trombocitopenia y el síndrome de Guillain-Barré, después de la administración de la vacuna de Johnson & Johnson. Las vacunas de Pfizer y Moderna conllevan el riesgo de eventos adversos infrecuentes, tales como inflamación cardíaca o miocarditis, después de la segunda dosis de la vacuna.   

Los efectos secundarios habituales son temporales y entre ellos se encuentran: fiebre, escalofríos, cansancio, dolor de cabeza y dolor o hinchazón en el brazo donde recibió la vacuna.

Vacuna de Pfizer:

  • Usa la tecnología de ARN mensajero (ARNm, por sus siglas)
  • Dos dosis
  • La FDA la autorizó para personas entre 12 y 15 años 
  • La FDA la aprobó para personas mayores de 16 años

Vacuna de Moderna:

  • Usa la tecnología de ARN mensajero
  • Dos dosis
  • La FDA la autoriza para pacientes mayores de 18 años

Vacuna de Johnson & Johnson (también llamada vacuna de Janssen):

  • Vacuna Ad26 (vector adenovírico incapaz de multiplicarse)
  • Una sola dosis
  • La FDA la autoriza para personas mayores de 18 años

Las tres vacunas son seguras, eficaces, y se ha comprobado que evitan que las personas se enfermen gravemente, necesiten ser hospitalizadas, deban recibir cuidados intensivos o que lleguen a morir. Las vacunas son menos eficaces en personas inmunodeficientes, y la FDA ha extendido la autorización y el comité Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP, por sus siglas en inglés) ha recomendado una tercera dosis de la vacuna de ARN mensajero, por lo menos 28 días después de haber recibido la segunda dosis, para las personas moderada o gravemente inmunodeficientes.  

¿A quién se considera un paciente moderada o gravemente inmunodeficiente? 

  • Que esté actualmente en tratamiento para combatir un tumor sólido o   neoplasias hemolinfáticas.
  • Que haya recibido el trasplante de un órgano sólido o que se encuentre en un tratamiento con inmunodepresores.
  • Que haya recibido linfocitos T-CAR o un trasplante hematopoyético de células progenitoras (dentro de los dos años del trasplante o que esté tomando tratamiento con inmunodepresores).  
  • Que el paciente padezca de inmunodeficiencia primaria moderada o grave como por ejemplo, síndrome DiGeorge o de Wiskott-Aldrich  
  • Que padezca una infección por VIH avanzada o que no haya recibido tratamiento.  
  • Que esté recibiendo tratamiento actualmente con dosis altas de corticoesteroides (por ejemplo, 20 o más miligramos al día de prednisona o su equivalente), alquilantes, antimetabolitos, inmunodepresores relacionados con trasplantes,  quimioterapias antineoplásicas clasificadas como sumamente inmunodepresoras,  bloqueadores del factor de necrosis tumoral  (TNF por sus siglas en inglés) y otras sustancias químicas biológicas inmunosupresoras o inmunomoduladoras.

Tanto la vacuna de Moderna como la de Pfizer, están hechas con base en la tecnología de ARNm. Las vacunas de ARN mensajero pueden compararse con un correo electrónico que envía instrucciones al cuerpo acerca de cómo combatir una infección. Cuando usted recibe una vacuna con ARN mensajero contra la COVID-19, su cuerpo lee las instrucciones sobre qué hacer si detecta el virus que ocasiona la COVID-19. Una vez que el cuerpo se aprende las instrucciones, éste borra el correo electrónico.

Es importante saber que las vacunas de ARNm no cambian ni interactúan de ninguna manera con el ADN de nuestro cuerpo, puesto que el ARNm nunca entra en el núcleo de la célula, donde se encuentra nuestro ADN. La célula se desintegra y elimina el ARN mensajero poco después de haber terminado de usar las instrucciones.

La vacuna de Johnson & Johnson es una vacuna vectorial adenovírica. Esta vacuna introduce un gen del coronavirus a la célula humana y luego ésta produce la glicoproteína de la espícula coronavírica, pero no el coronavirus en sí. Esta glicoproteína de la espícula es lo que causa que el sistema inmunitario combata la infección. Como el vector adenovírico es incapaz de multiplicarse, usted no podrá contagiarse por la vacuna.

  • Las personas que han presentado una reacción alérgica grave a cualquier componente de la vacuna
  • Las vacunas de Moderna y de Johnson & Johnson no están a la disposición de personas menores de 18 años
  • La vacuna de Pfizer no está a la disposición de niños menores de 12 años
  • Las personas que tengan fiebre el día de la vacuna
  • Las personas que estén en cuarentena o en aislamiento debido a haber estado expuestas o estar enfermas de la COVID-19
  • Las personas que hayan recibido tratamiento con plasma de convaleciente o con anticuerpos monoclonales contra la COVID-19 en los últimos 90 días

La agencia Food and Drug Administration ha autorizado dos vacunas para las personas mayores de 18 años y una vacuna para las personas mayores de 12 años. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que toda persona elegible para recibir la vacuna, se vacune, sobre todo los adultos de cualquier edad que padecen enfermedades subyacentes, ya que tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente por el virus que causa la COVID-19.

Las personas pueden recibir las vacunas contra la COVID-19 si no han presentado una reacción alérgica grave o inmediata a ninguno de los ingredientes de la vacuna. Para mayor información acerca de las vacunas contra la COVID-19 y las reacciones alérgicas, consulte la página de Internet de los CDC: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety/allergic-reaction.html. Consulte con su médico si tiene alguna pregunta acerca de sus antecedentes médicos y de la vacuna.
 

Usted no contraerá la COVID-19 si recibe la vacuna contra esta enfermedad ya que estas vacunas no contienen virus vivos.
 

Desde que se haya repuesto de la enfermedad grave COVID-19 y que ya no esté en etapa contagiosa, debe vacunarse debido al riesgo de volver a contraer la enfermedad y así aumentar la protección que tanto la misma enfermedad como la vacuna le proporcionan.

Tanto la vacuna contra la COVID-19 y otras vacunas pueden administrarse ahora sin importar el momento. Puede recibir la vacuna contra la COVID-19 simultáneamente, el mismo día con otras vacunas, así como con 14 días de diferencia entre una y otra.  

La vacuna contra la COVID-19 se recomienda para todas las personas mayores de 12 años, aun las personas embarazadas, que estén amamantando, que estén tratando de quedar embarazadas ahora o que posiblemente queden embarazadas en el futuro. Se han obtenido más y más evidencias acerca de la seguridad y la eficacia de la vacuna contra la enfermedad COVID-19 en personas embarazadas. Estos datos indican que las ventajas de recibir la vacuna superan los riesgos conocidos y desconocidos de recibir la vacuna durante el embarazo. No se ha tenido la evidencia de que ninguna vacuna, aún las vacunas contra la COVID-19, conlleven a problemas de infertilidad en hombres o mujeres. 

Las personas embarazadas o que han estado recientemente embarazadas, están en mayor riesgo de agravarse con la enfermedad COVID-19 en comparación con las que no han estado embarazadas. Vacunarse contra la COVID-19 le protegerá de enfermarse gravemente debido a la COVID-19.

Para mayor información acerca de las vacunas contra la enfermedad COVID-19 y el embarazo, visite la página de Internet: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/pregnancy.html

 

Se recomienda a todos cumplir con las medidas de seguridad después de recibir la vacuna contra la COVID-19.

Es posible que en personas que hayan recibido la vacuna, se presente enfermedad leve y sin síntomas y si esto sucede, esta persona puede infectar a los demás. 

  • Puede obtener su registro de vacunación llamada SMART Health Card o tarjeta médica inteligente, junto con un código QR o de respuesta rápida, en la página de Internet myvaccinerecord.cdph.ca.gov.
  • Si usted recibió una o más dosis en Valley Children’s Hospital, la información acerca de su vacuna, como la fecha en que la recibió y el número de lote, está a su disposición a través del portal MyChart. Si necesita una tarjeta nueva de vacunación, por favor, llame al Departamento Health Information Management de Valley Children’s al número telefónico 559-353-5404. Deberá presentar su documento de identidad cuando recoja la tarjeta.

Valley Children’s Healthcare está comprometido a proteger a nuestros pacientes, familias y profesionales de la salud del contagio de virus respiratorios y de la enfermedad COVID-19. Con el fin de mantener a nuestros pacientes, familias y profesionales de la salud a salvo del contagio de virus respiratorios, hemos establecido precauciones adicionales, como evaluaciones de detección y la restricción de visitas.

Valley Children’s Hospital

Valley Children’s Hospital permite a los padres o a dos cuidadores directos por cada paciente internado (incluso los pacientes diagnosticados de COVID-19) durante su estancia hospitalaria. No se permite la entrada a otros visitantes ni a proveedores no esenciales. Solo un adulto, ya sea el padre, la madre o el tutor, puede acompañar a un paciente que entre al hospital para citas en las clínicas, en el laboratorio o en el Departamento de Imágenes de diagnóstico. Por favor tenga en cuenta que, debido a esto, es necesario que usted haga otros arreglos para los hermanos del paciente o para otras visitas. 

No es necesario que los padres ni los tutores de los pacientes internados presenten un comprobante de vacunación contra la COVID-19 ni una prueba de la COVID-19 con resultado negativo. Si desean recibir la vacuna o hacerse la prueba, haremos arreglos para hacerlo en la habitación de su hijo.

Centros de especialistas y de atención primaria de Valley Children’s

Solo un adulto, ya sea el padre, la madre o el cuidador, puede acompañar al niño a sus citas en nuestros centros de especialistas y de atención primaria. Por favor, tenga en cuenta que es necesario que haga otros arreglos para los hermanos del paciente o para otros visitantes. 

Departamento de Urgencias

En estos momentos, las visitas al Departamento de Urgencias se limitarán a solo un adulto, ya sea el padre, la madre, el tutor o un cuidador directo del paciente. No se permite la entrada a otros visitantes ni a proveedores no esenciales.

Política de las evaluaciones de detección y el uso de mascarillas

En todas las entradas de las instalaciones de Valley Children’s, se hará una evaluación de detección a los pacientes y a sus padres o tutores, por medio de preguntas acerca de su estado de salud y la medición de la temperatura. Valley Children’s Healthcare también requiere que todas las visitas lleven puesta una mascarilla en todas sus instalaciones en todo momento. La única excepción son las unidades de pacientes internos en las instalaciones de Valley Children’s Hospital en Madera, cuando el padre, la madre o el tutor se encuentre en la habitación de su hijo. Los adultos deben ponerse la mascarilla cada vez que esté presente un miembro del personal de Valley Children’s. Además, toda persona que entre a Valley Children’s Hospital debe usar una mascarilla quirúrgica que le proporcionarán durante la evaluación de detección.

Normas para los proveedores

Todo proveedor que entre a las instalaciones de Valley Children’s Hospital, deben haber recibido todas las dosis de la vacuna y debe estar preparado para presentar comprobante de vacunación contra la COVID-19 a los guardas de seguridad a la entrada. No hay ninguna excepción.  

 

Las vacunas son obligatorias para todo el personal de Valley Children’s. Para aquellos que tienen una dispensa médica o religiosa aprobadas, necesitan hacerse la prueba de la enfermedad COVID-19, dos (2) veces a la semana.  

Valley Children's Healthcare ofrece un verificador de síntomas de la enfermedad COVID como recurso para guiarlo, según los síntomas actuales que usted o su hijo estén presentando para determinar el nivel de atención médica más indicado. El verificador de síntomas se encuentra en la siguiente página: valleychildrens.org/COVID19symptoms.

Si su hijo presenta una urgencia médica, por favor, marque el 9-1-1 o vaya a la sala de urgencias más cercana. En caso que sea pertinente acudir a la sala de urgencias, por favor, avísele al personal inmediatamente al llegar acerca de su posible exposición al virus o de sus síntomas. 

 

Puede encontrar la información más actualizada acerca de la enfermedad COVID-19 en la siguiente página de la agencia Centers for Disease Control: www.cdc.gov.

 

Valley Children’s Hospital sigue las pautas establecidas por el estado de California SARS-CoV-2 Pandemic Crisis Care sobre cómo enfrentar la crisis durante una oleada súbita de casos de COVID-19, y del proceso de ingresos a las salas de Cuidados intensivos y al uso de respiradores. El cambio de procedimientos de la atención médica habitual a la atención médica crítica, se hace en situaciones extremas. En tiempos normales, se ofrecen los servicios habituales siguiendo los procedimientos normalizados de trabajo. Una vez que los recursos como las instalaciones disponibles, el número de empleados y demás recursos se vean limitados, el proceso de atención médica acostumbrado se convierte al proceso de atención médica de contingencia. La atención médica llega a un momento de crisis cuando los recursos son muy escasos y el objetivo de los cuidados médicos se enfocan no en brindar la mejor atención individual a cada paciente, sino en brindar los mejores cuidados posibles a toda la población enferma.