Preguntas frecuentes acerca de las vacunas contra la  enfermedad COVID-19

Entendemos que usted tiene muchas preguntas acerca de las vacunas contra la COVID-19. Valley Children’s ha creado esta lista de preguntas frecuentes como un medio para mantenerlo informado y contestarle sus preguntas acerca de este tema de rápida evolución.

Actualmente, Valley Children’s Hospital es uno de los centros de vacunación a través del sistema MyTurn. Es necesario programar una cita en la página de Internet MyTurn.ca.gov.  Allí encontrará las fechas en que ofrecemos la vacuna.

 

Se ha comprobado que las vacunas de Pfizer y Moderna son seguras, después de haber administrado millones de dosis en los Estados Unidos y en todo el mundo. Se suspendió por poco tiempo la administración de la vacuna de Johnson & Johnson, mientras se investigaba la razón de la aparición de coágulos sanguíneos graves en pocos casos, después de la administración de la vacuna. Durante este tiempo, la FDA y los CDC, estudiaron la información que había a la disposición, para evaluar los riesgos de presentar coágulos relacionados con la vacuna. También le dieron toda la información necesaria a la comunidad médica para que estuvieran conscientes de la posibilidad de que se presentara este evento adverso. Después de esta investigación y de la información a la comunidad médica, la FDA y los CDC han determinado que dicha vacuna puede volver a usarse, puesto que las posibles ventajas superan a los riesgos conocidos. Los datos a la disposición, sugieren que el riesgo de presentar estos coágulos infrecuentes, es muy bajo y tanto la FDA como los CDC estarán muy atentos en continuar investigando este riesgo.

Los efectos secundarios habituales son temporales y entre ellos se encuentran: fiebre, escalofríos, cansancio, dolor de cabeza y dolor o hinchazón en el brazo donde recibió la vacuna.

Vacuna de Pfizer:

  • Usa la tecnología de ARN mensajero (ARNm, por sus siglas)
  • Dos dosis de 3 a 6 semanas entre una y otra
  • La FDA la autoriza para pacientes mayores de 12 años

Vacuna de Moderna:

  • Usa la tecnología de ARN mensajero
  • Dos dosis de 4 a 6 semanas entre una y otra
  • La FDA la autoriza para pacientes mayores de 18 años

Vacuna de Johnson & Johnson (también llamada vacuna de Janssen):

  • Vacuna Ad26 (vector adenovírico incapaz de multiplicarse)
  • Una sola dosis
  • La FDA la autoriza para personas mayores de 18 años

Las tres vacunas son seguras, eficaces y se ha comprobado que evitan que las personas se enfermen gravemente, necesiten ser hospitalizadas, deban recibir cuidados intensivos o que lleguen a morir.

Tanto la vacuna de Moderna como la de Pfizer, están hechas con base en la tecnología de ARNm. Las vacunas de ARN mensajero pueden compararse con un correo electrónico que envía instrucciones al cuerpo acerca de cómo combatir una infección. Cuando usted recibe una vacuna con ARN mensajero contra la COVID-19, su cuerpo lee las instrucciones sobre qué hacer si detecta el virus que ocasiona la COVID-19. Una vez que el cuerpo se aprende las instrucciones, éste borra el correo electrónico.

Es importante saber que las vacunas de ARNm no cambian ni interactúan de ninguna manera con el ADN de nuestro cuerpo, puesto que el ARNm nunca entra en el núcleo de la célula, donde se encuentra nuestro ADN. La célula se desintegra y elimina el ARN mensajero poco después de haber terminado de usar las instrucciones.

La vacuna de Johnson & Johnson es una vacuna vectorial adenovírica. Esta vacuna introduce un gen del coronavirus a la célula humana y luego ésta produce la glicoproteína de la espícula coronavírica, pero no el coronavirus en sí. Esta glicoproteína de la espícula es lo que causa que el sistema inmunitario combata la infección. Como el vector adenovírico es incapaz de multiplicarse, usted no podrá contagiarse por la vacuna.

  • Las personas que han presentado una reacción alérgica grave a cualquier componente de la vacuna
  • Las vacunas de Moderna y de Johnson & Johnson no están a la disposición de personas menores de 18 años
  • La vacuna de Pfizer no está a la disposición de niños menores de 12 años
  • Las personas que hayan recibido otra vacuna en los últimos 14 días (en los últimos 28 días de recibir una vacuna de virus vivos para la vacuna de Johnson & Johnson)
  • Las personas que tengan fiebre el día de la vacuna
  • Las personas que estén en cuarentena o en aislamiento debido a haber estado expuestas o estar enfermas de la COVID-19
  • Las personas que hayan recibido tratamiento con plasma de convaleciente o con anticuerpos monoclonales contra la COVID-19 en los últimos 90 días

La agencia Food and Drug Administration ha autorizado dos vacunas para las personas mayores de 18 años y una vacuna para las personas mayores de 12 años. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que toda persona elegible para recibir la vacuna, se vacune, sobre todo los adultos de cualquier edad que padecen enfermedades subyacentes, ya que tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente por el virus que causa la COVID-19.

Las personas pueden recibir las vacunas contra la COVID-19 si no han presentado una reacción alérgica grave o inmediata a ninguno de los ingredientes de la vacuna. Para mayor información acerca de las vacunas contra la COVID-19 y las reacciones alérgicas, consulte la página de Internet de los CDC: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety/allergic-reaction.html. Consulte con su médico si tiene alguna pregunta acerca de sus antecedentes médicos y de la vacuna.
 

Usted no contraerá la COVID-19 si recibe la vacuna contra esta enfermedad ya que estas vacunas no contienen virus vivos.
 

Desde que usted se haya recuperado de la enfermedad aguda COVID-19 y ya no pueda contagiar a nadie, le recomendamos que reciba la vacuna debido al riesgo de volver a contagiarse. No sabemos cuánto tiempo duran los anticuerpos después de la infección. Usted puede optar por esperar hasta 90 días después del contagio antes de recibir una vacuna, ya que se cree que la protección natural contra la infección dura por lo menos ese tiempo.
 

Los CDC recomiendan 14 días entre el tiempo en que reciba la vacuna contra la COVID-19 y otra vacuna que no sea contra la COVID-19, sin importar el orden en que las reciba.
 

Embarazo:
Actualmente, existe información limitada acerca de la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 administradas durante el embarazo. Los primeros estudios de la vacuna contra la COVID-19 no incluyeron a mujeres embarazadas. Aun así, algunas participantes estaban embarazadas y no lo sabían o quedaron embarazadas durante el estudio. En este grupo pequeño, no se encontró ningún motivo de preocupación respecto a la seguridad, y la vacuna fue eficaz. Desde que la vacuna empezó a ofrecerse, 30.000 mujeres embarazadas de los Estados Unidos han recibido la vacuna sin encontrarse ninguna señal de reacción adversa.

La plataforma tecnológica del vector adenovírico, utilizada en la vacuna de Johnson & Johnson, se ha usado previamente en mujeres embarazadas y se ha encontrado que es segura.

Según los CDC y la agencia American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG), no se debe excluir a las mujeres que intentan quedar embarazadas, ni las que ya están embarazadas o ni las que están amamantando, de recibir la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19, si deciden recibirla. Les recomendamos a las mujeres que consulten con su médico para tomar una decisión en conjunto después de recibir información acerca de los riesgos y de las ventajas de las vacunas contra la COVID-19.

Es importante tener en cuenta que algunas mujeres embarazadas podrían tener un mayor riesgo de contraer la COVID-19 y que las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones, en comparación con las mujeres que no están embarazadas, cuando se enferman de la COVID-19.

Para mayor información acerca de las vacunas contra la COVID-19 y el embarazo, consulte la página de Internet de los CDC: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/pregnancy.html


Lactancia:
No es necesario que las mujeres aplacen la lactancia durante ningún tiempo después de recibir la vacuna contra la COVID-19. Sugerimos que toda mujer que esté amamantando, practique la higiene adecuada de las manos.

Es posible que el bebé también se beneficie de los anticuerpos que se transmiten a través de la leche materna después de que la madre se haya vacunado.


Personas que intentan concebir hijos:
Las personas que intentan concebir hijos pueden recibir la vacuna contra la COVID-19. Según las asociaciones American Society of Reproductive Medicine (ASRM, por sus siglas en inglés), American College of Obstetricians (ACOG, por sus siglas en inglés) y Society of Maternal-Fetal Medicine (SMFM, por sus siglas en inglés), no existen pruebas de que la vacuna les cause esterilidad ni a las mujeres ni a los hombres.
 

Se recomienda que toda persona continúe siguiendo las medidas de seguridad después de recibir la vacuna contra la COVID-19 ya que tomará tiempo para disminuir el contagio de la COVID-19 y vacunar a la población.

Aunque las vacunas contra la COVID-19 parecen ser muy eficaces en la prevención del contagio, aún se desconoce si son eficaces en la prevención de infecciones asintomáticas, es decir, en personas infectadas de la COVID-19 pero que no presentan síntomas, y que pueden transmitirla a otras personas.

Por esta razón, debemos trabajar unidos para disminuir y detener el contagio del virus. Les recomendamos a todas las personas que sigan usando una mascarilla, que practiquen la higiene de las manos y el distanciamiento físico.

  • Si usted programó una o más de sus dosis a través del sistema MyTurn del estado de California, puede obtener la información acerca de su vacunación y una tarjeta nueva por medio del registro California Immunization Registry (CAIR, por sus siglas en inglés), pulsando aquí o llamando al número telefónico 1-800-578-7889.
  • Si usted recibió una o más dosis en Valley Children’s Hospital, la información acerca de su vacuna, como la fecha en que la recibió y el número de lote, está a su disposición a través del portal MyChart. Si necesita una tarjeta nueva de vacunación, por favor, llame al Departamento Health Information Management de Valley Children’s al número telefónico 559-353-5404. Deberá presentar su documento de identidad cuando recoja la tarjeta.

Para mantener a los pacientes, las familias y a los profesionales de la salud lo más seguros posible de la propagación de virus respiratorios, así como de la enfermedad COVID-19 (nuevo coronavirus), en todas las instalaciones de Valley Children’s Healthcare se han implementado evaluaciones del estado de la salud adicionales, restricciones para los visitantes y cambios a programas.    

A partir del día 21 de julio de 2021, Valley Children’s Hospital permite a ambos padres o a dos cuidadores por paciente, (incluidos los pacientes con la enfermedad COVID-19) durante la estadía del paciente en el hospital. No se permitirá la entrada de otros visitantes ni de proveedores no indispensables. También, se permite que ambos padres o dos cuidadores acompañen al paciente que vaya a tener una operación y pueden quedarse con el paciente hasta cuando esté listo para que lo lleven a la sala donde lo prepararán para la cirugía y, de nuevo, cuando el paciente se encuentre en la Sala de Recuperación y preparándose para que le den de alta. 

Este cambio lo hacemos movidos por nuestro compromiso con los cuidados enfocados en el paciente y su familia y lo implementamos con la confianza de que continuaremos haciendo énfasis en la seguridad de nuestros pacientes, sus familias y cada uno de nosotros. Entre las medidas de seguridad establecidas, se encuentran: el mejoramiento de la ventilación y del flujo de aire, la evaluación del estado de salud del personal y de los visitantes, la continuación de la vacunación de nuestro personal y el abastecimiento adecuado del equipo de protección individual. 

Solamente un padre o cuidador puede acompañar al niño a las consultas en nuestros consultorios de especialistas o de atención médica primaria, al laboratorio o al Departamento de imágenes de diagnóstico. Por favor tenga en cuenta que debe hacer arreglos de antemano para el cuidado de los hermanitos o respecto a otros visitantes. Esta limitación se impone debido a la necesidad del distanciamiento físico y el poco espacio del área de espera. 

A todos los pacientes y a los visitantes se les hace una evaluación por medio de preguntas acerca de su estado de salud y se les mide la temperatura en todas las entradas del hospital. Valley Children’s también exige el uso de una mascarilla en todas sus instalaciones. La única excepción es cuando los padres o los cuidadores se encuentren en la habitación de su hijo internado, y nadie del personal esté presente. Los visitantes que entren a una de las instalaciones de Valley Children’s, pueden utilizar su propia mascarilla. Si no tienen su propia mascarilla, se les proporcionará una desechable.

Además, en el intento de mantener a todos lo más seguros posible, el Departamento de Urgencias ha modificado sus procedimientos. En la actualidad, solo se permite uno solo de los padres, un solo tutor o un cuidador en el área de espera de la Sala de Urgencias. Si el paciente es llevado al área de tratamiento o a una de las habitaciones, se permitirá entrar al segundo padre, tutor o cuidador. No se les permitirá entrar a otros visitantes o proveedores no indispensables. Esta limitación se impone debido a la necesidad del distanciamiento físico y el espacio limitado del área. 

Valley Children's Healthcare ofrece un verificador de síntomas de la enfermedad COVID como recurso para guiarlo, según los síntomas actuales que usted o su hijo estén presentando para determinar el nivel de atención médica más indicado. El verificador de síntomas se encuentra en la siguiente página: valleychildrens.org/COVID19symptoms.

Si su hijo presenta una urgencia médica, por favor, marque el 9-1-1 o vaya a la sala de urgencias más cercana. En caso que sea pertinente acudir a la sala de urgencias, por favor, avísele al personal inmediatamente al llegar acerca de su posible exposición al virus o de sus síntomas. 

En la actualidad, en Valley Children’s Hospital, se están realizando las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) para la detección de la enfermedad COVID-19. Tenga en cuenta que hay un número limitado de estas pruebas y solo se administrarán cuando sean médicamente necesarias según las indicaciones del CDC y del Ministerio de Salud Pública de California. Pulse aquí, para mayor información acerca de la prueba.

Puede encontrar la información más actualizada acerca de la enfermedad COVID-19 en la siguiente página de la agencia Centers for Disease Control: www.cdc.gov.

Valley Children’s ha establecido una línea de información acerca de la enfermedad COVID-19, a la que puede marcar de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche para ayudar a contestarle cualquier pregunta que tenga. El número telefónico es 559-353-3333 o 888-286-9336.

Valley Children’s Hospital sigue las pautas establecidas por el estado de California SARS-CoV-2 Pandemic Crisis Care sobre cómo enfrentar la crisis durante una oleada súbita de casos de COVID-19, y del proceso de ingresos a las salas de Cuidados intensivos y al uso de respiradores. El cambio de procedimientos de la atención médica habitual a la atención médica crítica, se hace en situaciones extremas. En tiempos normales, se ofrecen los servicios habituales siguiendo los procedimientos normalizados de trabajo. Una vez que los recursos como las instalaciones disponibles, el número de empleados y demás recursos se vean limitados, el proceso de atención médica acostumbrado se convierte al proceso de atención médica de contingencia. La atención médica llega a un momento de crisis cuando los recursos son muy escasos y el objetivo de los cuidados médicos se enfocan no en brindar la mejor atención individual a cada paciente, sino en brindar los mejores cuidados posibles a toda la población enferma.