Mental Health Month badge

Tome tiempo para el juego

La importancia del juego para el desarrollo infantil y la salud mental

El juego es una parte esencial del crecimiento y del desarrollo de los niños, y puede afectar enormemente su salud mental y bienestar en general. En pocas palabras, el juego es el trabajo de los niños. Es una de sus principales prioridades y las lecciones que aprenden por medio del juego les ayuda a los niños durante toda la vida. Como padres, hay pasos concretos que podemos dar para promover un entorno que estimule al juego en todas sus formas.

Utilicemos menos los aparatos electrónicos y conversemos más

En el mundo de hoy, donde siempre estamos conectados con la tecnología, es fácil que los padres se enfrasquen en ella. Los teléfonos inteligentes, las televisiones, las tabletas electrónicas y las computadoras, son una manera muy atractiva de pasar el tiempo. Es importante entender, no obstante, que ninguna pantalla puede reemplazarlo a usted. Al apartar tiempo todos los días para jugar con su hijo, no solo le está ayudando a crecer y a desarrollarse, sino también están fortaleciendo sus vínculos afectivos y le está grabando recuerdos de la infancia invaluables.

¿Qué es lo bueno de pasar tiempo ante las pantallas? ¡Pues que puede hacer que el tiempo ante las pantallas sea divertido! Cuando vean programas de televisión adecuados para la edad de su hijo, hable con él acerca del programa. Pídale que describa el mundo donde tiene lugar el programa, quién es su personaje favorito y por qué y qué cree que pasará a continuación.

La Academia Estadounidense de Pediatría(AAP, por sus siglas en inglés ), recomienda limitar el tiempo ante las pantallas a un máximo de una hora al día de programaciones de contenido de gran calidad para niños de 2 a 5 años. Para los niños de 18 a 24 meses, los padres que desean presentarle el mundo a sus hijos a través de la pantalla, deben optar por ver programaciones apropiadas para la edad del niño y utilizarlas como un medio para hablarles, enseñarles y aprender acerca de lo que lo rodea. Para los niños menores de 18 meses, la academia AAP recomienda evitar completamente pasar tiempo ante las pantallas, salvo para comunicarse por video.

Haga una pausa

Hay tantas cosas en la vida que compiten por el tiempo y la atención del niño. Las pantallas, la escuela y las actividades extraescolares forman parte del estilo de vida tan agitado de hoy. Cree oportunidades todos los días para oprimir la tecla de pausa y hacer tiempo para el juego. El juego libre les da a los niños la oportunidad de explorar, usar la imaginación, colaborar, construir y compartir en un ambiente donde no reciben una calificación ni se toma en cuenta su rendimiento académico.

Es bueno para el cerebro y para el cuerpo

El tiempo de juego es esencial en la niñez, ya que favorece el desarrollo cognitivo, social, emocional, físico y del lenguaje del niño. Según la academia AAP, el 80 % del desarrollo cerebral del niño ocurre en los primeros tres años de vida por medio de interacciones verbales y no verbales, así que, a la hora del juego, no utilice pantallas. En su lugar, recurra a actividades que estimulan a los niños a usar las manos, a interactuar con otras personas, fomentan la creatividad y la imaginación. El juego es la manera como los niños exploran y aprenden acerca del mundo que los rodea, así que permítales dirigir el tiempo de juego. Sea que construya un rascacielos de bloques de madera, cree un mundo de fantasía donde el niño o la niña sea el rey o la reina, o que dibuje afuera con tiza, permítale al niño que tome la delantera.

El juego y la salud mental

El juego también tiene un impacto sorprendente en el desarrollo emocional del niño. Por medio del juego, los niños pueden imaginarse su propio mundo, adquirir confianza en sí mismos, vencer sus temores y resolver problemas. Al jugar con su hijo, usted tiene la oportunidad única de entrar en su mundo y averiguar la causa de sus temores, su enojo o sus preocupaciones, y por medio del juego, usted puede ayudarle a abordar y lidiar con esos sentimientos.

La salud física y el bienestar emocional de los niños están directamente relacionados con la manera en que perciben el mundo. Al utilizar el juego para presentarle a su hijo el mundo que lo rodea, usted tiene la oportunidad de aceptar nuevas experiencias con amor y risas y de crear el fundamento para una niñez feliz y sana.